Dieta de la colecistitis

La colecistitis es una condición dolorosa que implica la inflamación de la vesícula biliar. En la colecistitis aguda, la Biblioteca Nacional de Medicina afirma que el 90 por ciento de los casos se deben a cálculos biliares que irritan las paredes de la vesícula biliar, causando inflamación. La colecistitis crónica, cuando las paredes de la vesícula están constantemente inflamadas e irritadas, ocurre con mayor frecuencia después de casos repetidos de colecistitis aguda. Aprenda sobre algunas opciones sencillas de dieta que pueden ayudarle a evitar esta situación.

Función de la vesícula biliar

Para entender los fundamentos de una dieta de la colecistitis, es importante ser educado sobre la función de la vesícula biliar. La vesícula biliar es un pequeño saco situado debajo del hígado. Recoge y almacena la bilis, una secreción del hígado que ayuda en la digestión de las grasas. La vesícula biliar almacena esta sustancia hasta que se come una comida y hay comida esperando para ser digerida en el intestino delgado. En este momento, la vesícula biliar se contrae, liberando la bilis en el intestino delgado a través de un conducto.

Factores de riesgo

De acuerdo con el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, la obesidad es una causa importante relacionada con la dieta de los cálculos biliares. Abordar los problemas de exceso de peso proporcionará la oportunidad de evaluar la dieta completa de un paciente y ayudarla a elegir opciones saludables que ayudarán a prevenir la colecistitis. Debido a que perder peso rápidamente también puede causar colecistitis, es importante evitar las dietas de moda y perder peso de una manera saludable.

Caracteristicas

Debido a que la vesícula biliar desempeña un papel crítico en la digestión de grasa, la Biblioteca Nacional de Medicina aconseja a los individuos abordar colecistitis para mantener una dieta que es baja en grasas saturadas. Evalúe su ingesta diaria de alimentos y observe la cantidad de grasa saturada que consume. Elija los productos lácteos bajos en grasa y cortes magros de carnes, y encontrar alternativas para la mantequilla, la mayonesa y otros alimentos grasos poco saludables. Hacer un hábito de leer las etiquetas de la información alimenticia en alimentos procesados, y encontrar maneras de substituir los alimentos más sanos para las opciones alto-gordo.

Prevención / Solución

La Universidad de Nueva York Langone Medical Center recomienda una dieta rica en fibra para aquellos que deseen prevenir la colecistitis. Fibra ayuda a acelerar el proceso de digestión y apoya un tracto digestivo saludable. Los granos enteros y las legumbres son buenas fuentes de fibra dietética. Las frutas y verduras también pueden contribuir a una dieta baja en grasas y rica en fibra para ayudar a reducir el riesgo de colecistitis. Varíe sus selecciones e incluya frutas y verduras para bocadillos y como parte de cada comida.

Advertencia

Pueden ser necesarios tratamientos más allá de los cambios en la dieta para la colecistitis aguda. Estos incluyen antibióticos, analgésicos y cirugía. La colecistitis puede convertirse en una condición peligrosa, y es importante buscar atención médica si el dolor es severo.